DisneyLand París. Sorpresa, ilusión y mucha imaginación

En momentos tan mágicos como los que se viven en Disney, Navidad, Halloween y tantos otros, quizás, deberíamos de aprender a valorar mucho más la visión que tienen los niños del mundo. Deberíamos intentar preservar esa mirada inocente, risueña, crédula e imaginativa que tienen nuestros hijos ante las situaciones que les rodean en la vida. Poder recordar para siempre esos momentos tan mágicos como éste vivido en DisneyLand París es algo ¡Indescriptible!.

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

disneyland-paris-viajar-con-niños-vacaciones

Y en lugares preparados para ellos como es el caso de Disney, a los adultos nos encanta recordar, cómo actuábamos cuando éramos pequeños, y recordamos que siendo niños no nos importaban cosas como las colas, las horas de espera ni las aglomeraciones de la gente, quizás éstas preocupaciones que a los adultos como en el cuento de Peter Pan, nos vuelven tan “piratas” deberían de pasar desapercibidas y quizás empezar a disfrutar de lo que de verdad importa, y es lo bien que se lo están pasando las niñas en este mundo de fantasía.

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

Presenciar la inocencia de nuestros hijos en forma de felicidad, sorpresa, ilusión, y mucha imaginación ¡es algo que no se puede explicar, solo sentir! y qué bonito poder tener la oportunidad de vivir por unos momentos esa inocencia con ellos.

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

Y nosotros hemos tenido una gran suerte, aún con colas, con horas de espera y gente por todas partes, hemos disfrutado “juntas” las adultas con nuestras hijas las pequeñas, de sus momentos, que han sido muchísimos; momentos de muchas firmas con sus personajes favoritos, momentos de carreras para no perderse la actuación de sus princesas, momentos de risas y complicidad montadas en barquitas, momentos de locura comprando disfraces, gritos en los desfiles y mucha, mucha imaginación que solo ellos saben convertir en magia.

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

 

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

Instantes en los que compartimos la filosofía de Peter Pan montando 1, 2, 3 y 4 veces seguidas gracias a nuestro FastPass, y en los que por lo menos durante unos momentos queremos volver a ser niños y no crecer como en el país de Nunca Jamás.

disneyland-paris-viajar-con-niños-vacaciones

Pero la realidad es otra, somos adultos, ahora les toca el turno a ellas, y presenciando sus caritas ante tantas sorpresas pienso ¡qué rápido crecen!, y de repente me siento partícipe y protagonista junto con mi hija en el País de las Maravillas, en un mundo de fantasía del que no queremos escapar.

DisneyLand-París-con-niños-viajar-vacaciones

De DisneyLand París siempre me llevo la magia que me contagia mi hija, con esa mirada sencilla, alegre, su visión particular del mundo, con su manera de sentir y ver las cosas, con su inocencia.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *