Sentir la libertad de volar con tu familia en Empuriabrava

Este post describe más que un destino en cuestión, una increíble actividad aunque tengo que decir que disfrutar de esta nueva aventura en Empuriabrava, un lugar que destaca por actividades de playa y solecito, fue toda una sorpresa, y sobre todo una gran experiencia, que volvería a repetir con mi familia sin dudarlo. ¡Sentir la libertad de volar! GUAU…no se puede expresar, aunque como siempre, lo intentaré.
Volar en el túnel de viento me hizo sentir muchas emociones encontradas, por una parte asombro, al ver como espectadora lo que íbamos a hacer, poco a poco el asombro se va convirtiendo en emoción, la emoción en nervios, unos nervios que se multiplican al ver que mi pequeña estaba toda decidida a volar en el túnel, esos nervios se calmaron al ver lo valiente que fue, y ver como disfrutó de su vuelo hizo que mi último estado de ánimo fuera de impaciencia por vivirlo. Y por fin tras un rato esperando y observando, llega mi turno.

Es muy sencillo. Antes de volar te dan un pequeño curso, sobre comunicación con señales, posiciones de piernas y alguna cosilla mas, que si te digo la verdad, una vez que estás dentro, por lo menos en mi caso, olvidas por completo. Para mí, el momento más difícil  no fue el vuelo en sí, si no el controlar la respiración, ya que es tal el viento que te da de frente que me resulta casi imposible respirar. Menos mal que hay un monitor experto, que siempre está pendiente de ti para ayudarte.

 

Una de las cosas que siempre he querido hacer ha sido tirarme de paracaídas, pero no acabo de atreverme, y después de lo mal que lo pasé haciendo puenting ? en Francia, me juré que en la vida volvería ha hacer algo parecido. En este caso la sensación es diferente, porque no es de caída en picado, si no de mantenimiento en el aire, no se, pero desde luego la experiencia me gustó muchísimo, sobre todo cuando haces el famoso twister que te hace volar hasta lo más alto.  ¡Da vértigo! ¡da miedo!, ¿recomendable con tus hijos? claro que si.

Volar con Windoor en el túnel de viento, trata de una actividad llena de adrenalina de 1 minuto de duración, y que dependiendo de la economía de uno, pues se puede repetir, y es que no es una actividad muy barata. Aún así merece la pena dedicar un apartado de tus vacaciones si estás en Empuriabrava.  ¡No te lo pierdas! la experiencia te hará sentir libre. El monitor nos explicó que la sensación era muy parecida, a la que se siente cuando te tiras de una avioneta así que imagínate. 

 

¿Prueba superada? según nuestro monitor si, así que tenemos nuestros 3 diplomas que acreditan que hemos vivido en familia una experiencia increíble, mucho más de lo que parece
¡Te lo aseguro!.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.