Parque de la Naturaleza de Cabárceno; Consejos que no te puedes perder

Bien venidos al parque con animales mas grande y bonito de toda la península. A una media hora de Santander y a una hora aproximadamente de Bilbao, cerquita de mi casa. ¡Menuda suerte!. Una vez mas realizar un plan donde los animales sean protagonistas hacen que el día con los niños sea todo un éxito, aquí en el increíble y gigantesco Parque de la Naturaleza de Cabárceno en Cantabria.
 

Lo que hace que este parque sea único y diferente respecto a otros en España, es que los animales están en semilibertad, es decir, la extensión de la que disponen los animales para moverse es tan grande que eso hace que no pierdan sus hábitos. ¿Qué te parece? ¿es o no es diferente a los demás Parques?.  Atentos porque a lo largo del post, os iré contando algún que otro truco para disfrutar mas de este parque si cabe.

Era la primera vez que llevaba a mi hija a un parque natural lleno de animales y tan grande. Era la primera vez que la pequeña veía una jirafa, así que no era de extrañar que pasáramos un montón de tiempo en compañía de ella, intentando acariciarla. Tengo que reconocer que para mí resultó ser también el animal mas cariñoso de todos los que tuvimos suerte de ver.
Mónica, nuestra guía particular, nos contó un montón de cosas durante nuestro recorrido, historias muy interesantes, como por ejemplo que gracias a los buenos cuidados y al gran espacio del que pueden disfrutar, el elefante africano por ejemplo, es pionero en reproducción de su especie y que aunque a los osos se les da de comer todo el año, ellos siguen hibernando.

Está muy bien saber este tipo de cosas, para entender sobre todo que si en la visita al parque, no se logran ver todos los animales, es precisamente por el gran espacio del que disponen todos los recintos.  Para que te hagas una idea, el zoo de Madrid o de Barcelona por espacio ocuparían solo el recinto del que disponen los elefantes,  así que imagínate las grandes dimensiones que tiene este Parque de la Naturaleza de Cabárceno.

 

 

Pero es que además, acaban de inaugurar los teleféricos, unos curiosos y pequeños medios de transporte que recorren todo el parque y que nos permiten disfrutar de el y de su maravilloso entorno desde las alturas, una perspectiva diferente y sobre todo de vértigo, comparada con la habitual visita que se realiza en coche dada las grandes dimensiones del parque. Puedes elegir cómo visitarlo si con teleférico, en coche o de las dos formas. Lógicamente para la diversión de los niños, para mí, hacer la visita también en teleférico se convierte en un imprescindible del día. Los niños se lo pasan pipa viendo a los animales desde las alturas.

 

 

Por cierto ¿quieres que te cuente un secreto? si tienes la suerte de que te toque el teleférico nº 1, tienes que saber que es el único con el suelo transparente ¡Una gozada! no apta para los que tienen mucho vértigo. Nosotros intentábamos siempre cogerlo pero no nos coincidía, aún así, resultó ser muy divertido montar con los niños en ellos y disfrutar de la gran panorámica que nos aporta.

 

 

 
Otro consejo; estaría genial que te organizaras y fueras a ver a los osos justo a las 14:00 horas, ya que es la hora en la que los cuidadores van a darles de comer, y no veas que espectáculo se monta en el recinto , es ¡increíble!, ver como bajan a comer, se juntan casi todos los osos, y son muchísimos, la verdad que impresiona un montón, los niños alucinaban,.

¿Sabías que existe la posibilidad de contratar otro tipo de excursión dentro del parque? se trata de la opción de que unos guías te lleven con su vehículo y se metan dentro de los recintos junto con los animales como si de un safari de verdad se tratase, así que ya sabes, si quieres sentir por unos minutos lo que tiene que ser disfrutar de un safari en África, ésta es tu excursión particular. Eso si, también tienes que saber que el precio no es precisamente barato, pero claro la experiencia resulta ser también ¡indescriptible!.

Llega la hora de ver a los tigres ¡Qué bonitos! ¡Qué miedo! El día está saliendo genial, estamos teniendo mucha suerte y de momento hemos logrado ver a todos los animales. Uno de los mas bonitos y elegantes de ver ha sido el Tigre de Bengala un verdadero lujazo observar como posa para nosotros desde un pequeño alto. ¡Impresionante!.

 

 

Y por fin llegamos al recinto de los monos, otra parte del parque que como todas, resulta imprescindible de ver, de momento el que veo en la entrada me impresiona bastante ¿y a tí?.

 

¡Madre mía! todos los animales impresionan, pero imaginarse encontrarse en plena selva con este primate en especial resulta ser….sin palabras.

Esta avestruz me mira muy fijamente, hay hay hay…me dan un poco de miedo ¡Saca ya la foto que me quiero alejar!…..

 

¿ Pero cómo? ¿No os he contado el porqué del color rojizo de algunos de los animales?. La guía nos contó otra historia súper interesante.

 

 

El Parque se encuentra en un entorno donde antiguamente y durante mas de 2.000 años se había extraído hierro, así que como te puedes imaginar, aún queda oxido de hierro en las rocas y en el agua. Los animales al rozarse con estas rocas, se les va quedando pegado  este mineral y alguno de ellos como es el caso de los rinocerontes o elefantes quienes para desparasitarse, también se dan buenos baños de barro, acaban consiguiendo que su color gris originario se convierta en color rojizo o ya conocido como el color Cabárceno ¿interesante verdad?

 

 

La visita al parque está siendo muy productiva, y es que poder realizarla en compañía de una guía hace que además de divertida para los niños, sea también educativa y mucho mas entretenida que si tuvieran que hacerlo estudiando en el colegio ¿no te parece?.

 

 

Desde el recinto de los elefantes, volvemos a coger otro teleférico. ¡Cómo se los están pasando los niños! y nos acercamos a ver otro tipo de animal, ésta vez en el agua,  las simpáticas focas y leones marinos nos esperan.

 

 

Es un momento donde toca sentarse una media hora aproximadamente para ver cómo estas focas juegan con aros y pelotas, y aunque resulte raro, vemos también como da un simpático beso a una persona del público ¡Nosotros no parábamos de levantar la mano! ¡Queríamos el beso! quizás en otra ocasión.

 

 

Sobre el recinto de los reptiles y serpientes no tengo nada que decir….perdonarme pero…habían tantos y de tantas especies tan grandes, que no me atrevía casi ni a mirarlas ¿será posible que estos niños no tienen reparo a nada? ¡no se separaban del cristal!.

Nuestra visita al parque sigue pero empezamos a tener hambre, así que como queremos comer de lujo y al lado del parque para volver a la tarde, regresamos por el teleférico a la entrada del recinto de los elefantes para ir a comer en, y ahí va mi último consejo: el  Restaurante los Elefantes, un restaurante que no te dejará indiferente: increíbles vistas, buena comida, familiar, limpio, un increíble servicio y algo que a las mamás nos encanta, un parque de bolas para que jueguen los niños mientras comemos tranquilamente ¡genial!. Por cierto, creo que no había mencionado que el restaurante también proporciona el servicio del guías en el parque, vamos, que mas completo imposible. ¡Totalmente recomendable!.

El parque es enorme y nos quedan por ver todavía un montón de animalitos, había pensado en poneros fotos de todos, pero sería una locura ¿verdad? ya sabes si quieres verlos y disfrutar de un día maravilloso con ellos y con los pequeños de la casa, El Parque de la Naturaleza de Cabárceno ¡Te fascinará! así que llévate una cámara de fotos, unos catalejos, y disfruta de tu safari personal, eso sí, éste es en Cantabria.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *