4 lugares que no te puedes perder si viajas con niños a la Selva Negra

Decidir que 4 ciudades íbamos a visitar en nuestras vacaciones familiares a la Selva Negra, me resultó bastante complicado. Solo contábamos con 4 días en el destino y habían tantos lugares recomendados por bloggers y conocidos que me resultó difícil elegir y descartar, y si además resulta que llegas a Alemania y la gente allí te recomienda mas lugares, pues imagínate ¡Qué complicado!, y si además descubres que esta zona está cerca de la Alsacia en Francia, pues ni os cuento, de repente quiero ver de todo en 4 días ¡Qué difícil!.

Teniendo en cuenta que viajábamos con niños, al final me centré en detalles que consideraba importantes. Decidí como el mas importante, el tener en cuenta la distancia que había desde nuestro hotel base en Friburgo, no superar la hora de viaje por cada lugar a visitar, y a la vez intentar elegir aquellos que además de bonitos, nos aportaran algún tipo de actividad divertida para disfrutar todos juntos. ¿Complicado? si  ¿Posible? con buena información, claro que si.

 Había que tener en cuenta que íbamos a “perder mucho tiempo en carretera” y que llevábamos niños a bordo, así que me centré en los pueblitos que tenía en ese área para de esa forma aprovechar el día lo máximo posible y que la carretera no nos robara mas tiempo de lo necesario.
Y por fin, tras estudiar el destino meticulosamente, un total de montones de experiencias concentradas en 4 increíbles días de vacaciones con los niños nos esperaban,

Los 4 lugares que no te puedes perder de la Selva Negra son;
  • Gengenbach
  • Triberg
  • Sasbachwalden
  • Schiltach

Cada uno de ellos nos aportaron cosas diferentes, uno para nuestra gran suerte, parece ser que es la ciudad mas bonita de la Selva Negra, otros nos ofrecieron increíbles actividades para disfrutar en familia, también bonitos paseos rodeados de lugares como salidos de un cuento, y otros nos aportaron el disfrute de un entorno adornado de embriagadoras, preciosas y coloridas flores,  enormes relojes de cucu, bonitas cascadas, escondidas ardillas, emocionantes montañas rusas, improvisadas tirolinas y mucha típica gastronomía. Como ves la Selva Negra ofrece mucho en su conjunto para disfrutar de unas bonitas vacaciones en familia.

Estos 4 destinos de la Selva Negra son muy diferentes pero nos aportaron igualmente días de diversión, asombro y sobre todo muchas risas y satisfacción personal tras tantas horas de investigación.

Así que como hago siempre,  te contaré un montón de cosas, te hablaré sobre mi experiencia en cada uno de estos destinos para que puedas organizar el plan de viaje que mejor se ajuste a tu gusto y al de tus pequeños y así conseguir que las vacaciones con tus hijos resulten inolvidables, ésta vez en una increíble Selva Negra familiar.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *