Una Gincana de diversión por Montmartre, París.

Je suis amoureuse de París, ups!! me asalta el recuerdo parisino y es que casi acabamos de aterrizar en casa y no me creo que hace apenas unas 9 horas estaba en el lugar mas bonito del mundo saboreando una rica crépe con mi familia en uno de sus bonitos “restaurant”.
Esta vez viajamos a Paris los 3 solos, no había que enseñar la ciudad a amigos, familiares, a nadie, así que decidimos disfrutar de un París sin rumbo fijo, sin un recorrido en especial, sin horarios y sobre la marcha ¡No ha estado nada mal!,  poder centrarme en los lugares que mas me entusiasman de mi ciudad favorita ha sido una gozada.
Comenzamos la mañana y en el desayuno Alberto me pregunta, ¿Monika, pero a donde vamos a ir hoy, no tienes un plan? ¿que raro no? a lo que yo contesto, pues ¿qué te parece si nos centramos en las zonas que mas nos gustan y nos dejamos llevar? y eso hicimos, pasamos una mañana entera en Montmartre, sin mas ánimo que callejear por sus evocadores rincones, de disfrutar de sus vistas y de pararnos cuantas veces quisiéramos sin horario establecido. De esa forma conseguimos disfrutar de una intensa mañana por las calles mas bohemias de la ciudad.

Habré estado mil veces, bueno vale mas bien 10, y siempre le dedico horas a esta zona, me encanta. Solo imaginarme vivir en la última planta de uno de sus antiquísimos edificios viendo los tejados de París ¡Qué maravilla!, mire a donde mire todo me parece tan bonito.  

¿Pero, cual será el truco de estos tejados? ¿ de donde viene la magia que inspiran?,  no me lo explico, pero algo tienen que tener para ser protagonistas de tantas películas. Antes de ser mamá os hubiera dicho que una de las películas que mas me gustaba por recordarme a esta zona de la ciudad es Amelié, pero ahora tengo que admitir que la última que se me viene a la cabeza es Ratatouille. Los dibujos ahora mismo acaparan gran parte de mi vida ¡Es lo que tiene ser mamá!.

¿Qué os parece si realizamos una Gincana por ésta zona tan bonita? ¿El objetivo? encontrar durante el recorrido pintorescos rincones  y sacarnos unas fotos para así daros ideas de qué podéis descubrir por allí  y a la vez entretener a vuestros pequeños ¿Qué os parece? ¿Prepararos para ver un montón de fotos? ¡¡¡Comenzamos!!!
Viajar a Montmartre con niños

1- Empezamos el recorrido por la calle que mas me gusta hacia el Sacre Coeur; aparcamos el coche en el parking de Clichy Montmartre y desde allí comenzamos a subir por  Rue Caulaincourt , donde encontramos mientras atravesamos un puente metálico a nuestra izquierda el  Cementerio Montmartre, siempre lleno de turistas. Seguimos todo recto y nos dirigimos hacia Avenue Junot para comenzar a ascender hacia la colina de Montmartre, pero antes de llegar , encontraréis a vuestra derecha Villa Léandre. Se trata de un callejón sin salida adornado por unas casas que parecen mas bien sacadas de una postal londinense donde se respira mucha calma y tranquilidad ¿bonita calle verdad? ¿Qué te parece nuestra primera parada en Villa Léandre? podéis empezar a decirles a vuestros pequeños que en seguida van a comer ricas crepes.

 

2– Cuidado, no te vayas de allí sin ver el Molino de la Galette. Quise volver a sacarme una foto en el enorme poster que presidía su entrada pero ya no estaba ¡Qué pena!, os dejo una foto del año pasado, para que veáis lo chula que era.
3-  Estamos llegando a la cima de la colina mas bohemia del mundo, donde lo primero que te vas a encontrar será esta Famosa Galería, motivo de tantas fotos y poses así como de cafeterías como éstas.
¡Ya hemos llegado! nos encontramos en las calles mas “coquettes “de París
¡Qué preciosidad!

4- ¿Qué te parecen las fachadas de estas cafeterías? ¿ bonitas verdad? ¿Las encuentras? seguro que si, mira a tu izquierda, mira a tu derecha. ¡Muy bien! las encontrastes ¡Venga una foto mas!

 

 

 

5- Hacemos una parada para comer las prometidas y  Deliciosas Crepes. Las tienes  de todos los sabores, ¿ mi favorita? la de nutella con banana ¿y la de mi pequeña? la de sucre.

6- Atravesamos la Plaze du Tertre donde están los pintores demostrándonos todo su arte, aquí podéis o bien comprar uno de sus cuadros, aprovechar y haceros un retrato, simplemente observar, o cómo fue mi caso sentarse cerca de ellos, dar unas pinturillas y un papel a la niña y empezar a dibujar.

7- ¿Tomamos un café? y si vuelve a apetecer ¿también otra crepe?

8- Unos pasos mas adelante, y nos encontramos con la Basílica de Sacre Coeur, desde donde obtendrás una de las vistas mas bonitas de la ciudad, igual tienes suerte y encuentras un hueco en las escaleras donde poder sentarte un rato, y ver todo tipo de actuaciones de calle.
¡Juega con tus pequeños, pásalo bien viendo las actuaciones de los diferentes artistas de calle!…
(Hablando de vistas: también os recomiendo las vistas desde el Panteón y las del restaurante KONG del que ya os hablé en otro Post)

 

9- Tienes varias opciones para bajar,  por las escaleras laterales, las del centro o por el funicular ¡Tu decides! o bueno, mas bien ¿tus peques?

 

10- El Carrusel mas famoso de la ciudad nos esperaba abajo, y con el,  los recuerdos del primer viaje con nuestra hija cuando tenía 4 meses. Montamos juntas por primera vez en este Carrusel fue inolvidable y fue en el carrusel mas famoso de París. 
En esta parada lógicamente dedicamos un buen rato con la niña.

 

11- Vamos retrocediento poco a poco por la Rue Yvonne le Tac para ir regrasando hacia el parking, sin prisa y como podéis ver con bastantes pausas; os cuento cuales;

 

Bonitas cafeterías, restaurantes y bristot

 

Bonita marquesina del Metro de Abbeses

 

 

El Muro del Amor

Junto a la parada de Metro de Abbeses, encontraréis un lugar muy interesante El Muro de los Te Quiero, se trata de una pared donde aparecen escritas la palabra Te Amo en todos los idiomas. Lo encontraréis justo detrás del metro, en un pequeño parque público que cuenta con un pequeño tobogán y área de juegos para los niños pequeños.

¿Qué tal un poquito de agua fresquita de una de las 50 Fuentes de Richard Wallace que hay por los distritos de París?

Los estómagos ya empiezan a rugir y aunque los hemos engañado con sabrosas vistas y deliciosas crepes saladas y dulces, creemos que ya va siendo hora de sentarnos a comer. ¿Qué os parece parar en Le Restaurant Le Basilic?

 

12- Una forma genial de ver también el lugar sin esforzarse mucho es el Petit Train, éste sale cada 30 minutos en verano y cada 45 minutos en invierno. El Tren, te llevará por las serpenteantes calles y seguro que a tus pequeños les va a encantar.

 

¿Qué os ha parecido la Gincana de fotos de mis rincones favoritos en Montmartre con niños?
Volvemos a nuestro coche para disfrutar de otro de los lugares que mas me gustan de la ciudad
¿Te vienes conmigo a descubrirlo?
Atentos a mi próximo post , os
 contaré como pasar una hora sentada rodeada de libros y escuchando música en directo.
París con niños es mucho París.

 

 

EN RESUMEN

 

 

Share

One response to “Una Gincana de diversión por Montmartre, París.

  1. Qué recuerdos!!!a mi fue una de las zonas que más me gustó,me encantó pasear y descubrir rincones por esas calles,donde no paré de hacer fotos,todos sus rincones son muy inspiradores,y por cierto también tengo una en esa creperia,me llamó mucho la atención,me pareció preciosa!!!. La verdad es que hiciste muy bien en dejarte llevar y disfrutar de sus calles,es un placer perderse en ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *