Planes para hacer con niños en la nieve: Poblado Cántabro de Argüeso

Este post va a ser el primero de una serie que voy a escribir, para explicaros con detalle  lo que hemos hecho durante un fin de semana de vacaciones con la familia en la nieve. Dos días nos han dado para muchísimo, y os cuento porqué.
La verdad que hemos tenido una suerte tremenda con el tiempo, ya que durante la semana anterior no paró de llover, pero justo el viernes por la noche parece que en Cantabria, bueno mas bien en Campoo, de lo que no paró fue de nevar, así que de camino a nuestro apartamento nos encontramos con un precioso paisaje ¡qué bonito está todo nevado!.

En este post en concreto, dado el éxito del vídeo que publiqué en mi fanpage, os voy a hablar de una de las actividades que realizamos con los niños, y que nos gustó tanto a todos ¿de qué se trata? de un parque arqueológico.

El Poblado Cántabro de Argüeso 

He de confesar que investigando los posibles planes que podíamos hacer con los niños cerca del apartamento, me encontré en internet con fotos de este poblado, y enseguida me lo apunté como un imprescindible para realizar en familia y aunque es un plan que logicamente también se puede hacer sin nieve, os puedo asegurar que combinarlo con ella, ha sido una pasada de bonito.
Nos costó mucho llegar, de hecho aquel día fuimos los únicos en acceder con el coche hasta el parking, porque si bien es cierto que la nieve deja un paisaje precioso, también muchas veces dificulta el acceso a ciertos lugares, y a este en particular nos costó mucho llegar con el coche, pero lo conseguimos, y mereció mucho la pena.
Según entras al poblado, lo que mas llama la atención, son las casitas de adobe que nos adentran a la historia antigua y eso fue lo que hicimos, vivir de la mano de la guía, una historia muy lejana. Sentados en la primera casa encima de pieles de jabalí, escuchamos todos muy atentos a la guía que nos cuenta la historia del poblado, y muchas cosas interesantes.
Las niñas están  muy atentas, incluso mi pequeña levanta la mano para preguntar que era una guisanteja, una palabra muy simpática que mencionó la guía; un tipo de alimento que comían en el poblado. Cada casita cuenta una historia, en la siguiente nos enseñaron todo tipo de avalorios como collares, anillos, pinzas de depilar de aquella época, herramientas de labranza y muchas cosas mas.

 

La visita llega a su fin, pero antes nos enseñan también tres formas muy simpáticas de cómo se comunicaban antiguamente entre los poblado cántabros. Comunicarse desde tan lejos sin conexión telefónica ni wifi jeje ¡Increíble!

 

Además de la visita que nosotros hicimos, en el poblado reservando con anterioridad, se pueden disfrutar de muchas mas actividades familiares como talleres…
Si quieres la información mas detallada como horarios y actividades, en su página web tenéis el contacto y mucha mas información, de momento os adelanto:
Precios
– Adultos: 5 euros
– 6 a 12 años: 3 euros
Tener en cuenta que el Parque Arqueológico existe, gracias al trabajo de los impulsores del proyecto (Asociación Cantabria Ancestral) y de las aportaciones de las visitas. Somos unos privilegiados por poder contar y disfrutar de este proyecto, tan cerca de casa.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *