Un día expres por la ciudad de Roma con los niños

Después de pasar una increíble semana en la maravillosa Costa Amalfitana, nos pusimos rumbo a Roma, devolvimos los coches de alquiler y nos cogimos un autobús desde el aeropuerto que nos dejó muy cerquita del hotel. Recuerda que en mi post sobre Preparativos a Roma con los niños, os hablo de todo esto, pero en éste os voy a contar el recorrido que hicimos en esta preciosa ciudad con las niñas, una ciudad que recordaba pero que me ha sorprendido mucho mas que la primera vez que la ví, ¿será porque he ido con mi hija? Seguro que si, el destino siempre se enriquece con su compañía.

No nos engañemos, con 7 añitos ver estatuas y edificios a todo correr no resulta ser de lo mas divertido para ellas, pero si entre edificio y edificio encontramos amigos que nos ayuden a divertirlas, pues nos hacen un gran favor, y eso fue lo que hicimos, aprovechar los artistas callejeros que habían por toda la ciudad, para jugar a un juego, ¡encontrar el mas original! incluso tuvimos un ganador. Así que a la pregunta de si merece la pena ir a Roma para pasar un solo día allí, ¡Claro que sí!

A pesar de los 40 grados, lo llevamos bastante bien, porque el ver tantas fuentes por todos lados nos refrescaban la vista, bueno en realidad lo que hacíamos para aguantar tanto calor fue beber muchísimo, así que con eso y mucha ilusión, empezamos con nuestro recorrido expres de un día; ahí va:
1- Vaticano: cogimos el metro y ésta fue la primera parada que hicimos. De allí partimos hacia los demás lugares.

2- Castillo Sant’Angelo, me encanta este castillo, ¿ no te parece totalmente  diferente a los demás?

3- Piazza Navona; para mí la mas bonita de Roma, ¿porqué? pues además de tener unas preciosas fuentes que adornan la plaza, no se, se respira muy buen ambiente, y se puede disfrutar de los artistas callejeros, gracias a los cuales las niñas pasaron ratos muy divertidos entre parada y parada, decidían cual les gustaba mas.

4- Panteon, muy bonito, muy antiguo, pero ¿qué le gustó mas a la niña? la foto habla por ella sola.

5- Fontana di Trevi: ¡hay que penita madre!! ir a Roma y encontrarte con la Fontana en obras, bufff, bueno que se le va a hacer, algo parecido me pasó cuando fui a París la primera vez, me encontré con la Torre Eiffel cubierta entera por una red verde, y es que estas cosas son cosas de la vida, son cosas del querer, y que hace que uno quiera volver en otra ocasión.

6- Cine animado: este sí, resultó ser una parada exclusiva para las niñas. Un cine animado con diferentes temáticas a elegir: pensamos que para ellas el mas divertido sería el de los dinosaurios, pero habían mas donde elegir, y si querías saber todavía mas sobre la ciudad de Roma, también había uno dedicado a su historia.

7- Monumento Vittorio Emanuele II, era tal y como lo recordaba, ¡impresionante!. Desde allí una vez que subes al monumento, te encontrarás con unas vistas preciosas a la ciudad, y si quieres todavía mejores vistas, en la parte de atrás hay un ascensor que te sube a la azotea, así que imagínate desde allí lo bonito que se ve Roma.

8- Museo de Cera, solo pasamos por allí, a mí la verdad es que estos museos de cera, de los que ya he visto alguno, no me gustan demasiado, no se a tí, pero a mí no se me parece ninguno al famoso de verdad.

7- Coliseo Romano, y por fin llegamos al icono mas importante de la ciudad

8- Boca de la Veritá, me hizo especial ilusión volverla a ver, aunque ya eran mas de las siete de la tarde y estaba cerrada, pudimos verla desde fuera.

9- Barrio del Trastevere, el mas pintoresco y mas animado. Es un barrio lleno de vida, de artistas, de mercado, de restaurantes, de cafeterías, tienditas, puestos….aquí hay de todo menos aburrimiento.

Varias cosas increíbles, una, lo bien que aguantaron las niñas visitando Roma con 40 grados y sin parar de recorrer lugares, está claro que  los ricos “gelatos”, la rica pasta italiana y la búsqueda del artista de calle mas original las dio toda la energía que necesitaban estas pequeñas viajeras, para recorrer la ciudad sin quejarse en ningún momento y otra fue que disfrutamos de esta ciudad solo un día, pero la disfrutamos de verdad y con todos los sentidos. Volveremos, y quizás si tenemos suerte, igual podremos dedicarla mas tiempo.

De momento nuestro día expres toca a su fin, las niñas ya están cansadas y esperamos al autobús que nos lleve al hotel para descansar y permitirnos soñar con otro viaje, también en familia.
Share

One response to “Un día expres por la ciudad de Roma con los niños

  1. Super completo el post para pasar un bonito fin de semana.Las niñas no tienen cara de aburrirse con tanto monumento,y es que al final,esta ciudad ofrece gustos para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *