Viajar con los niños a Roma. Los preparativos

Aquí os dejo la primera parte de nuestras aventuras en Roma con los niños. Tuvimos ocasión de viajar a Roma en el año 2004 cuando todavía no éramos padres, pero ésta última vez, 11 años después, la experiencia resultó ser muy diferente, incluso mejor, ¿será porque fuimos con nuestra hija? seguro que sí. Hemos vivido una Roma diferente. El viaje con la familia ha salido genial. Os voy a contar de todo, incluso de dos enormes decepciones, pero no por ello hemos dejado de disfrutar de esta preciosa ciudad. En este post encontrarás:
Viajar a Roma en familia
  1. El vuelo a Roma
  2. Parking del aeropuerto Santander
  3. Coche de alquiler en Ciampino
  4. Alojamiento en Roma
Como en todos los viajes, es imposible que todo salga bien, siempre existen los pequeños contratiempos, pero eso no nos va a desanimar ¿verdad?, estos pequeños baches en el viaje solo consiguen que queramos saltar más alto, y si lo consigues, te aseguro que el resultado final siempre se traducirá en una maravillosa experiencia. Te preguntarás ¿y esto a qué viene?.
Dos pequeñas decepciones 
La turistada
¿Quién no ha visto ya mi vídeo sobre el tema del café? nos quisieron hacer la “turistada” con los precios de unas consumiciones  Vídeo Aquí. Eso si, quiero aclarar que ésto no nos volvió a pasar en ningún otro lugar de Roma, aún así mi viajando-consejo: “antes de consumir pregunta los precios”
La Fontana di Trevi en obras

Cuando tomamos la decisión de volver a viajar a Roma, esta vez con la familia, solo pasaba por mi mente volver a ver la increíble Fontada di Trevi. Imagínate mi cara cuando llegamos y nos encontramos con esta bonita estampa: La Fontana en obras, totalmente cerrada, sin una gota de agua. Encontramos una Fontana rodeaba de una verja como si estuviera presa y no pudiera salir a exhibirse. ¡Qué decepción! no te puedes imaginar mi cara y la de tanta otra gente que iba con la misma ilusión que yo, y se encontró con esta caramelo amargo.
Preguntando a comerciantes de la zona, nos dijeron que llevaba en obras más de dos años, ¡Que barbaridad! así que nada, nos quedamos con las reales ganas. ¡Una pena!. (Este post se publicó en el año 2015)

Pero por suerte, Roma cuenta con mucho más, toda ella es un museo, no hay puente, edificio, calle, restaurante, rincón, fuente, monumento y sonido que nos deje indiferentes, y en eso me voy a centrar contando en diferentes post mi experiencia en;

Un fin de semana con la familia en Roma. 

El vuelo
Volamos desde Santander a Roma, con Ryanair. El vuelo muy bueno, en apenas dos horas y media estábamos ya en el pequeño aeropuerto de Ciampino, donde nada más llegar nos hace especial gracia la forma de gesticular y expresar que tienen los romanos.

Tener cuidado con el exceso de equipaje, no vaya a ser que te pases de los 10 kilos, ni que la maleta sea más grande de la medida estipulada ver aquí. A mí este tema en particular me agobió muchísimo, no se ni como hice pero conseguí no pasarme del peso. A veces hay suerte y como va tanta gente, dejan facturar la maleta sin tener que pagar por ello, pero como eso nunca se sabe, al final tienes que organizarlo de esta forma. Además recuerda que con Ryanair, hay que hacer la facturación en línea, algo que no me hace tampoco ninguna gracia pero es lo que hay si quieres volar a un coste mas bajo.¡¡ Por fin logramos entrar en el avión!!

Parking aeropuerto
Dependiendo del tiempo que estés de viaje, puede ser o no rentable dejar el coche en el parking del aeropuerto, así que antes de tomar una decisión, echa un vistazo aquí  y haz números.
Transporte por ciudad
Lo teníamos todo atado ya desde Bilbao. Después de mirar mucho, finalmente optamos por alquilar el coche en  GoldCar. Está andando a unos 3-5 minutos del aeropuerto de Ciampino, la atención fue buena, los coches nuevos, con gps configurado en castellano, pero sobre todo y muy importante, tuvimos muy buena atención.
Lógicamente para ver Roma no aconsejo alquilar coche, porque no hace falta, pero en esta ocasión lo alquilamos porque lo primero que hicimos fue dirigirnos desde allí a disfrutar de unos días en la Costa Amalfitana y a la vuelta  lo dejamos en el mismo lugar y recorrimos la ciudad en bus y metro.
Desde el aeropuerto de Ciampino a Roma hay autobuses que te dejan en la estación Termini. Tarda unos 20-30 minutos. No hace falta comprar un billete antes, porque en el mismo autobús os dan la opción al momento. Hay autobuses cada media hora aproximadamente y además tienen wifi, la clave está en una pegatina en la ventana del autobús.
Hotel de Roma

Acertamos de pleno, en esta ocasión optamos por alojarnos en un alojamiento céntrico de la ciudad ya que solo íbamos a estar dos días y no queríamos perder mucho tiempo en traslados.

Optamos por el Hotel Fenicia, te explico lo mas importante, está limpio y céntrico. Se trata de un edificio donde han habilitado las habitaciones para que se alojen los turistas, cada planta es un hotel diferente, y en realidad cuando llegas te da la sensación de que entras a un portal. Es pequeñito pero lo tienen muy coqueto.

  • El hotel está cerca de la parada de autobús que te lleva tanto al aeropuerto de Fiumicino como a Ciampino.
  • Está cerca de la estación Termini, que además de la estación cuenta con un gran centro comercial donde si te apetece puedes hacer compras.
  • Justo al lado de este hotel, hay una lavandería, la cual te puede venir muy bien si quieres llegar a casa con la ropa limpita.
  • El edificio tiene ascensor, da bastante claustrofobia de lo pequeño que es, pero está muy bien que esté ahí, sobre todo si te toca una habitación en un piso alto. Está rodeado de restaurantes, y en general están muy bien de calidad y precio.
  • Te dan la opción pidiendo unos tickets de desayunar en una cafetería de la misma calle y merece la pena. Mas o menos por unos 3,50 euros entraban, el café, la bollería o pincho y un zumo.
  • La persona que suele estar en recepción, suele ser un chico hindú muy simpático, pero se las arregla con los idiomas para poder atenderte bien y darte mapa e información de la ciudad.
Hotel Totalmente aconsejable.

Espero haberte ayudado con estos consejos: ahora ponte zapatos cómodos porque nos toca recorrer un largo camino lleno de calzada romana. ¿Qué fue lo que hicimos ?  AQUÍ

Share

2 responses to “Viajar con los niños a Roma. Los preparativos

  1. Excelente post sobre Roma, para cualquiera que todavía no la conoce como yo, todo este tipo de información es de máxima ayuda, así que me viene muy bien que nos sigas informando, y poder seguir disfrutando de más fotos, que en este post me han sabido a poco.La del avión está genial, me imagino que te traerá unos recuerdos maravillosos después de un día tan especial.

  2. Muchas gracias por los datos que nos das, son muy útiles. Tus consejos para tener en cuenta. No todos proporcionan este tipo de información y se agradece a la hora de preparar un viaje. Siempre hay alguna parte que no sale como uno se espera o desea, pero al final siempre vale la pena viajar y sacamos cosas positivas. Gracias, Monika.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *