Aguilar de Campoo, viajar a una villa con aroma de galleta

Todos los años en el mes de agosto, Aguilar de Campoo ofrece a los niños entretenimiento y diversión con el increíble festival de actuaciones teatrales en la calle, así que apúntalo en tu agenda para el año que viene, es un plan perfecto para pasar un fin de semana genial con tus pequeños, y si además te alojas en un antiguo monasterio convertido en una actual y acogedora Posada, ya no querrás irte de allí.

Aguilar de Campoo es una villa que pertenece a la montaña palentina y que no deja indiferente a quien pasa por allí, es pequeño pero merece bien la pena dedicarle un fin de semana, descubrir sus callejuelas, su museo Arci y no muy lejos de allí vivir una aventura subterránea en las Cuevas de Los Franceses junto al increíble y vertiginoso mirador de Valcabado, pero esto será en otro post, el de hoy va dedicado a la villa con aroma a galleta.
Me contaron antes de llegar que hace mucho tiempo Aguilar de Campoo olía a sabrosa galleta, y es que no hay que olvidar que la villa es famosa también por sus fábricas de galletas, ahora mismo, sobre todo por la de Gullón , así que no puedes marcharte de allí sin comprarles unas pocas a tus pequeños. En el desayuno te lo agradecerán.

 
Como puedes ver en el vídeo, Cesar en el Monasterio Santa María la Real, nos explica todo lo que allí se puede realizar con los niños en compañía de Marcelo el niño cantero, para descubrir y hacer un recorrido por el misterioso lugar, que incluye también un espectáculo de sonido y color, una forma muy lúdica de descubrir de que manera vivían los monjes hace mucho tiempo. En la visita también incluye conocer un antiguo molino de agua, algo que resultará mas que curioso para los pequeños.

Después de comer en el mismo hotel, rico rico rico,  hacemos un poco de tiempo porque a las siete de la tarde nos esperan las actuaciones teatrales de calle, así que decidimos dar un pequeño paseo por las calles de Aguilar, donde nos encontramos con esta bonita plaza, justo al lado de la iglesia. El tiempo ha volado, ha llegado la hora de dirigimos con las niñas a disfrutar del teatro al aire libre.

¿Un secreto? a mí la que  mas me gustó fue la de la caravana de la señorita Lupierre, nos echamos unas risas, no te voy a desvelar el secreto de quien es Lupierre, es un gran misterio que solo tu podrás resolver.

La función terminó, y nos dirigimos a descansar, aunque antes hacemos otra pequeña parada para hacer algo que les encanta a los niños y es dar de comer a los patos. La inocencia de mi hija, me sigue fascinando, ver como disfruta dando saltos en los charcos, dando de comer a los animales….¡Qué bonito!

El verano casi ha terminado, y este es un destino ideal para pasar en familia un simpático fin de semana para esta nueva estación que llegará tan rápido. ¿Qué os ha parecido mi post? recuerda alojarte en Posada Santa María La Real si decides quedarte por allí, es una maravilla.
Queda todavía mucho camino por recorrer…¿cual será mi próximo destino?

Share

One response to “Aguilar de Campoo, viajar a una villa con aroma de galleta

  1. Precioso entorno para pasar unos días en familia o con amigos.El monasterio es chulísimo y si además ofrece alternativas para que los niños disfruten y se diviertan,resulta un plan de lo más apetecible para pasar aunque sólo sea un bonito fin de semana.Estupenda la entrevista para facilitarnos todo lo que nos ofrece este lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *