Unas vacaciones familiares en la Isla de Capri. Italia.

Después de conocer la preciosa Positano con las niñas, teníamos muchas ganas de descubrir un segundo destino no muy lejano de allí y del que habíamos oído hablar tan bien. La isla de Capri y en familia. Aprovechamos nuestra estancia en Sorrento para  realizar la excursión en barco a esta famosa isla de la Costa Amalfitana.
Nos hizo un día precioso y muy caluroso, así que además de conocer Capri y Anacapri, aprovechamos también para pegarnos unos refrescantes chapuzones en sus cristalinas aguas, pero lo mas divertido de todo lo dejamos para el final.

Aquí os dejo interesante información:
Excursión en ferry a Capri: se puede salir desde Sorrento, Amalfi y Nápoles. Nosotros como estábamos alojados en Sorrento lo hicimos desde allí, lógicamente desde el puerto, donde encontrarás las ventanillas para comprar los billetes. Hay diferentes opciones para realizar la excursión a Capri, bien en barco rápido o ferry que tarda mas,( unos 40 minutos), pero que resulta ser mas barato. El ferry cuesta unos 25 euros por persona ida y vuelta (las niñas mas barato), también se puede alquilar un barquito y hacerlo por tu cuenta, pero nunca habíamos cogido un timón así que no nos íbamos a arriesgar y acabar como el titanic.
– Una vez en Capri, tienes que visitar la zona del puerto y Anacapri, que se encuentra en lo alto de la isla. Puedes hacerlo bien en autobús o bien en taxi como hicimos nosotros (30 euros), aunque para bajar decidimos hacerlo en autobús. Anacapri, en realidad son un par de calles con montones de tienditas, eso si muy coquetas y muchos restaurantes, que como puedes ver en los precios de las fotos, no son caros. Desde Anacapri, también se puede coger un teleférico, si te apetece seguir subiendo mas alto y ver las vistas desde allí. Tienen que ser preciosas, pero nosotras decidimos no hacerlo porque los 40 grados que hacían nos iban a achicharrar, así que optamos por bajar al puerto y refrescarnos en su playa.

 

 

 

 

La playa de Capri, como pasa en toda esta zona de la Costa Amalfitana, no es de arena, y como ya lo sabíamos, llevamos a las niñas preparadas con sus cangrejeras, aún así, sin ellas tengo que reconocer que nunca se quejaron, en ese sentido fuimos mas quejicas los mayores, aunque una vez en el agua se te olvidan el tamaño de las piedras, era una gozada disfrutar de sus aguas templadas y cristalinas. Recuerda que mucha parte de la playa será privada pero siempre hay un espacio público del que podrás disfrutar sin problemas. ¡Tu eliges!

 

– Según llegas a esta pintoresca isla, muchos te ofrecerán realizar excursiones en barco. Nosotros la hicimos pero la dejamos para el final, y tengo que reconocer que fue todo un acierto. Nos encantó descubrir también la isla desde el mar. La excursión dura una hora y cuesta unos 15 euros por persona, y está genial, se ve el paisaje que la rodea, así como su famosa excursión a la gruta azul, la cual no pudimos hacer según parece por el estado de la mar, pero el resto estuvo genial. Te lo aconsejo al 100%. Además el capitán del barquito dejó conducir un rato a nuestras pequeñas, ¡Qué bien se lo pasaron! es increíble ver como a veces los pequeños detalles de la gente provocan grandes sonrisas en los niños.
¡Un 10 por el capitán!

 

 

 

 

 

 

Nos lo estábamos pasando genial, así que decidimos aprovechar bien el día y coger el último barco para volver a Sorrento. El Ferry tanto para ir como para volver de la isla tiene diferentes horarios, y tu puedes elegir sobre la marcha a qué hora te apetece cogerlo.
 Pasamos un día muy divertido en la Isla de Capri: ya sabes, Ferry, puerto de Capri, calles de Anacapri, pizza, playa, excursión en barco, tomar algo, reir, disfrutar, y ¿porqué no un rato de columpios? Isla de Capri en familia, lo tiene todo, no te la pierdas.
Share

One response to “Unas vacaciones familiares en la Isla de Capri. Italia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *