Venecia con niños. La Góndola, un paseo mágico

He tenido la suerte de ir a Venecia dos veces, una hace muchos años y otra hace menos y ya siendo mamá. No dudé ni un segundo en volver a este lugar tan mágico, y vivir junto a mi pequeña este sueño envuelto en papel de regalo con adornos de góndolas, pequeños canales, máscaras y puentes, muchos muchos puentes.

Hace poco han sido los carnavales allí, y me he imaginado ahora, ya con mi hija mas mayor qué tal nos quedarían unas máscaras, y mira por donde en una pequeña fiesta donde hemos sido invitadas, nos han hecho un photocall veneciano. ¿Qué te parece?  ¿bonitas máscaras verdad?

¿Sería París lo mismo sin su Torre Eiffel? ¿y Nueva York sin la Estatua de la Libertad? ¿Jamaica sin las rastas? ¿Colombia sin su café? ¿Ibiza sin su moda Hippie? ¿Lisboa sin sus tranvías? ¿China sin su muralla? ¿Egipto sin sus pirámides? no se tu, pero para mí los iconos de los países que visito son muy importantes. Quizás es lo que los destinos turísticos nos quieren vender, pero chic@s, éstos lo hacen muy bien, para mí todos esos iconos tienen magia, y en Venecia en particular a parte de sus máscaras, canales y monumentos, la magia me la aportaba la visión de montones de góndolas paseando como si estuvieran posando para mí.

Te presento un lugar llamado Venecia, donde solo el sentido de la vista te lleva a vivir ilusión,  donde un paseo en góndola se convierte en algo mágico. 

Vuelos
¿Sabías que Volotea tiene viajes a Venecia desde Bilbao muy baratos? eso si, los precios económicos no coinciden con fin de semana, pero si tienes la suerte de poder cogerte de lunes a jueves, tienes los precios muy accesibles.
Hotel y Traslado
El alojamiento en Venecia no es precisamente barato, así que tal y como hice yo, te aconsejo cogerte un hotel a las afueras y luego acercarte en autobús hasta  el puerto donde podrás montar en uno de sus muchísimos vaporrettos y .que te llevan directamente a la isla. También tienes la opción de coger un taxi acuático, ya que si vas con mas gente, puedes dividir los gastos y no sale nada caro. Nosotros la segunda vez que fuimos cogimos uno y fue una gozada, primero porque va muy rápido y al estar solos, es mucho mas personalizado y desde luego es mucho más cómodo. Información de taxis AQUÍ
Comida
No creo que tengas ningún tipo de problema gastronómico con tus hijos, es más, cualquier cosa que les deis será para ellos una fiesta, ten en cuenta que estás en el país  de las pizzas, la pasta, risotos y helados. Venecia nos lo pone muy fácil, así que mejor imposible. Dile a tus hijos que pidan al dependiente “Un gelato” y se llevarán una sabrosa y dulce sorpresa.
Mercado de Rialto: donde mas tarde,  podrás hacer una parada para merendar, ya que está lleno de puestos con sabrosas frutas y de productos típicos del lugar. Además hay justo al lado una plazoleta donde puedes sentarte tranquilamente a merendar mientras los peques juegan a la cuerda, a la goma, a la pelota, lo que me recuerda que son juguetes imprescindibles para visitas de este tipo donde no hay prisas, y puedes combinar la visita con el juego. ¿Qué bien verdad? También te darán la oportunidad de probar el famoso “limoncello” y de comprar algún paquete con todo tipo de diferentes y extravagantes pastas.
Que no se me olvide; cuidadín con tomarse algo justo en la Plaza san Marcos, es todo carísimo, pero sin embargo si te adentras por una de sus callejuelas los precios bajan considerablemente.
Visitas y Compras
Ya sabes que a mí lo que mas me gusta es pasear, adentrarme por las callejuelas y descubrir por mi misma sus rincones, pero tengo que reconocer que así como Florencia y Roma son lugares idóneos para los amantes del arte, Venecia no se queda atrás y si te gusta el tema lo ideal es hacerte con un guía para empaparte bien de todo.  Si además cuentas con tiempo, la laguna cuenta con diferentes barcos que te acercan a conocer lugares como Murano, Burano, lido etc. Información AQUÍ

 Venecia es una isla de ensueño. Yo todavía recuerdo la primera sensación que tuve cuando la ví por primera vez, recuerdo que justo me llamaba mi madre por teléfono y la cogí diciéndola “mamá esto es una maravilla parece todo de cuento, y acabo de ver la primera góndolaaaaaa” ¡Qué recuerdo mas bonito!, pero es que además ofrece muchísimo mas, sus casas, sus paseos, sus restaurantes, montones de tiendas cada cual mas coqueta y miles de ellas también de ropa italiana, yo no pude aguantarme y le compré a mi hija un trajecito marinero de pantalón y camiseta, preciosísimo y algún que otro recuerdo del simpático Pinocho.

También es cierto y todo hay que decirlo, que la isla tiene tantos puentes con escaleras que resulta bastante incómodo llevar la silla para los niños, pero yo siempre he contado con la ayuda de amigos que nos han ayudado en esta ardua tarea, vamos que no nos importó nada de nada. Para estos segundos de subir y bajar puede que resultara incómoda, pero para el resto del día sobre todo cuando la niña empieza a estar cansada, la silla se convierte en nuestra mejor aliada. 

La Góndola
Ya se que quizás para muchos no sea algo imprescindible de echo, yo la primera vez que fui con mis amigos, no montamos en ella, nos conformamos con los taxis flotantes que nos llevaban de una canal a otro, pero tengo que reconocer que la segunda vez que fui con mi hija, nos llamó mas la atención y decidimos pasear en Góndola, y chic@s, que os voy a decir, fue una de las mejores cosas que pudimos hacer. Nos encantó visitar Venecia de esta forma, descubrir montados en este curioso y variopinto barquito, la Venecia contada por boca de un gondolero del lugar, que además nos deleitaba el paseo con sus cánticos cual si estuviésemos en una ópera italiana. Si ya se, es caro también, pero sentir magia no tiene precio. La góndola, totalmente recomendable.
Como datos comentarte que el paseo está entre 80 y 100 euros, pero como fuimos con nuestros mejores amigos, los gastos fueron la mitad, así que si vais solos, puedes hablar con alguna familia que esté haciendo cola y montar juntos, así el paseo os saldrá mas barato, 40 euros harán que sueñes despierto durante aproximadamente 40 minutos, y te aseguro que no querrás despertar.

Curiosidades
En la isla no hay autobuses, coches ni taxis, todo los medios de transporte que hay son acuáticos, y eso es una verdadera curiosidad y seguro para nuestros pequeños que pueden corretear por las calles y plazas sin ningún peligro.

Así que sabiendo todo esto de la primera vez que estuve con mis mejores amigos, sabía que iba a ser un destino muy cómodo y especial para disfrutar con mi familia una segunda vez, y no descarto una tercera. ¿conseguiré un vuelo baratito? estaré atenta.

¿Un paseo en góndola con niños? si si y mil veces si.
Share

One response to “Venecia con niños. La Góndola, un paseo mágico

  1. Es uno de los destinos que tengo pendientes,en cuanto pueda me escapo.Así que me ha venido genial este post para conocer más datos,y sobre todo para tener en cuenta las recomendaciones que haces.Las fotos una verdadera maravilla,sé que me va a encantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *