La Carroza de Cenicienta y mucho más en la Torre de Loizaga

Menuda sorpresa cuando de repente y sin esperarlo nos encontramos con la preciosa Carroza de Cenicienta. Quién me iba a decir a mí que tan cerca de casa, me iba a encontrar con estas maravillas expuestas en un entorno además tan espectacular. Galdames en Vizcaya, está adornada por una bonita Torre que esconde grandes secretos, secretos deseosos de ser descubiertos por las familias que viajan con sus niños pequeños.
Aquí en la Torre de Loizaga, se encuentra la mejor colección del  mundo de Rolls-Royce, pero a mí hija en esta ocasión lo que más le llamó la atención fue otro tipo de coche.
Te puedes imaginar la “carita” de mi pequeña cuando de repente y mientras paseábamos por uno de los pabellones del museo, va y aparece la Carroza de Ceniencienta. La imaginación de la pequeña empezó a cobrar vida y de repente como quien no quiere la cosa, de su imaginación surgieron cuentos y leyendas, aventuras de princesas y príncipes valientes. 
Sin embargo mientras ella fantasea con cenicienta, yo pienso otra cosas, al ver estos increíbles coches tan antiguos, lo primero que se me viene a la mente, es; ¿cuántos kilómetros habrán recorrido estos coches? ¿de cuántas aventuras viajeras habrán disfrutado por el mundo? ¡cada uno de ellos tendrá tanto qué contar!, aquí en la Torre de Loizaga se resguardan todos ellos queriendo ser descubiertos. 

Lo que se tiene que sentir viajando por el mundo en un clásico como un Rolls Royce, en un Cadillac, Porsche, Lamborghini, en una de las antiquísimas carrozas o por qué no en uno de los Ferrari. ¡Tiene que ser increíble!.

¿Te imaginas “meter kilómetros” con un Lamborgini o en un BMWi8 un superdeportivo híbrido?¿ ¿Cual elegirías tu para vivir tus aventuras?. Yo sin dudarlo y para satisfacer la fantasía de mi pequeña elegiría la preciosa carroza blanca y aprovechando el increíble entorno que nos rodea, intentaría conseguir un par de corceles que tiraran de la carroza, en busca de un zapato de cristal.

La verdad que ha sido una grata sorpresa y es que nunca había visitado la Torre de Loizaga. Gracias a una invitación para Bloggers, hemos tenido la ocasión de conocer el lugar y nos ha fascinado, tan cercano a Bilbao que parece increíble.
Para todas aquellas madres y padres que quieran pasar unas horas de cuento junto con sus hijos, os aconsejo visitar la Torre Medieval de Loizaga, y todo lo que ofrece. Os encantará.

 

Una vez recorridos los pabellones visitando la valiosa colección de coches clásicos, nos encontramos en frente de la Torre con la exposición de 3 coches más, ideal para unas sacar unas preciosas fotos. La Torre además está situado en una zona privilegiada rodeada de un maravilloso entorno, pero lo más importante sobre todo para aquellas familias que viajan hasta la ciudad de Bilbao, es que esta maravillosa exposición solo está a una media hora de la gran ciudad.
Disfrutar en plena naturaleza de una de la mejores colecciones del mundo de Rolls Royce, de lo que nos aporta el interior de la Torre Medieval y la gastronomía típica del lugar, contribuirá a un resultado de lo más privilegiado; conseguir un fantástico día en familia.
 ¡Qué más se puede pedir!
 
 Para los que sois de fuera de Bizkaia, y os apetece venir a conocer nuestra tierra, ¿qué tal combinar la visita de Bilbao con una Torre medieval situada en plena naturaleza? y recuerda, la exposición que encontrarás en ella es única.
Un plan familiar perfecto
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.