Fin de semana en la nieve. Cauterets, no te lo puedes perder

Ya ha llegado la nieve.
De nuevo el frío, los gorros de lana y abrigos , nos recuerdan la cercanía de la Navidad y sobre todo de la pedazo factura en calefacción que llegará a casa. Pero no es de eso de lo que os quiero hablar, sino, como siempre de otra experiencia viajera.
Aquel fin de semana en Cauterets, no pudimos esquiar porque resultó que la estación de esquí estaba averiada, son cosas que pasan, pero eso no hizo que dejáramos de pasarlo genial con las niñas.
Os resumo ese fin de semana en; nieve, trineo rosa, carrusel, chocolate caliente, biberones y purés, paisajes preciosos, buena compañía, muñecos de nieve de todos los tamaños, risas y fotos que os muestro en estos momentos congelados para siempre.
Un fin de semana muy completo, nieve por todas partes, pero con un sol radiante a la vez y paisajes de postal hacen que el disfrute de la pequeña sea completo, y ello hace que a su vez yo sea la mamá mas feliz del mundo, olvidándome de la rutina diaria general y centrándome  en ella en particular.
 Así que ese fin de semana lo pasamos TAN BIEN en CAUTERETS
Esta vez en nuestra aventura, contamos también con la compañía de sus ti@s que siempre cuidan, juegan y miman a mi niña, haciendo que se lo pase tan bien y por lo que yo siempre les estaré tan agradecida.
 
Qué bien viene tener un familiar con un apartamento en este pueblo francés tan bonito, así que aprovechando la buena suerte, decidimos pasar un fin de semana allí, pero para quienes no cuenten con ello, deciros que hay un montón de hoteles preciosos y coquetos en el mismo centro. Por ejemplo uno de ellos en el que se alojaron nuestros amigos fue en el hotel Le Lion D’or , una preciosidad de hotel, situado en el centro del pueblo y al lado de la estación termal de Cauterets, donde podéis disfrutar unas horas del calor y el gustito de sus aguas y sobre todo donde puedes ir sin ningún problema con los niñ@s.
Es un destino ideal para disfrutar sin tener que andar demasiado, ya que en realidad el lugar es pequeño, pero encantador, lleno de tienditas y cafeterías o chocolaterías como esta, llamada “Le Refuge des sens”.

¿qué os parece? solo verla, invita a entrar, y eso hicimos. Para deleite de nuestros sentidos, disfrutamos de unos deliciosos chocolates o “chocolat a l´ancienne” algunos de unos riquísimos croissants, otros de unas increíbles crepes y los mas golosos, de unos llamativos chocolates, que decían “cómeme”.
Como podéis ver en la tabla de los precios, éstos no son nada caros.

La nieve hizo que disfrutáramos como chiquillos y si no, mirar las fotos y el vídeo.
A veces con las imágenes no hacen falta mas palabras.
Una vez mas, como es costumbre en Francia, no podía faltar el carrusel, así que allí  fuimos con la niña, esta vez con el aliciente del paisaje nevado.
Consejos:
ALOJAMIENTO: El  hotel Le Lion D’or es una preciosidad, pero tenéis un sin fin de ellos, incluso en plan apartamentos, por si lo que buscáis es la comodidad de una cocina sobre todo para los que vayáis con bebes, podéis echar un vistazo en: France Voyage
–  DISFRUTAR: Por la mañana y aprovechando que hemos desayunado de cine en “Le Refuge des sens” , dedicamos una hora al disfrute del trineo para los peques y no tan peques. Si no tenéis trineo, allí hay un montón de tienditas donde los puedes comprar y además nada caros.
–  SIN FALTA: si vas con un bebé, llevar un cochecito o silla cómoda y segura, que además como siempre nos hará de “perchero” y sobre todo no os olvidéis de la mochilita porta bebés, que mejor calorcito, que sentir el contacto del cuerpo de mamá o papá.
GASTRONOMÍA: A la hora de comer, y es que tanta nieve da mucha hambre, os aconsejo degustar siempre algo nuevo y típico de la zona, en esta ocasión la famosa “tartar” un plato muy típico francés, donde su ingrediente estrella es la carne picada y huevo, ambos crudos, sazonado con diferentes especias, para algunos muy rico y exquisito, pero para los menos intrépidos, podéis pedir también el típico confit de canard o magrét ( muslo o pechuga de pato) riquísimo también.
–  MAS DIVERSIÓN: unas vueltas en carrusel, un par de partidas al futboling donde los pequeños también participen, seguido de una guerra de bolas de nieve, es lo mejor para que a la noche duerman como angelitos, eso si, algún par de calcetines de repuesto para los niñ@s por si les entra nieve en las botitas vendría fenomenal.
CAPRICHO: Ponerte morado a todo lo que las pequeñas chocolaterías de la zona ofrecen,  ummm, que mas se puede pedir.
RELAX: A la tarde-noche, ya empezamos a sentir un poco de cansancio, …como es lógico, lleva ropa de abrigo, pero no olvides meter en la maleta, los trajes de baño y unas toallas  para así poder disfrutar de la estación termal o Spa. El gorro no es obligatorio.
 Las vistas del lugar además son espectaculares y para mi gusto lo mejor es la piscina exterior  con el agua super calentita. El tiempo en el Spa, está controlado por un tipo reloj que te dejan, donde también se encuentra la llave de la taquilla. Ah! y si se te olvidan las chanclas, mira lo que se puede comprar allí baratito, ¿qué curiosas verdad? son desmontables y de goma.
A veces compartimos aventuras y contamos con la buena compañía de los ti@s de la pequeña, que siempre hacen que me sienta más cómoda ayudándome con todo. Yo a su vez, intento que mi amiga también lo esté con su preciosa bebé, ya que siento que está un poco perdida en este mundillo, como todas al principio. La observo muchas veces y veo como mira y cuida a su niña, y esto hace que me sienta super orgullosa de ella y , y es que  no lo sabe, pero ya se ha convertido en toda una madraza, con sus miedos y sus anhelos, con sus satisfacciones y sus nuevas sensaciones y es que todo es nuevo y diferente, pero a su vez mas grande…..
 
Animaros a viajar con vuestros hij@s, aunque a veces os de pereza por una multitud de razones, pero luego, contaréis con experiencias tan bonitas…..Vividas esta vez en un lugar llamado Cauterets.
Espéranos de nuevo…

 

 

Share

4 responses to “Fin de semana en la nieve. Cauterets, no te lo puedes perder

  1. Preciosas las imágenes, es en estas fechas cuando más apetece hacer este tipo de viajes(bueno y porque el clima es el adecuado)además nos recuerdan a una época del año que a mi personalmente me encanta, la Navidad, y encima los niños disfrutan muchísimo en estos lugares.
    Me encantan las sugerencias gastronómicas que nos propones, como en cada uno de tus post, y disfrutaria como una niña con esos chocolates tan deliciosos.

  2. Que bien lo pasamos en este precioso pueblo que son duda volvería a repetir en vuestra compañía. La verdad es que para mi vuestra ayuda con mi pequeña bebé fue fundamental, porque además de mi inexperiencia tenía mis pequeños miedos y esos nervios en el estómago cuando algo es novedoso para mi, pero vosotros me lo hicisteis fácil. Por eso gracias a todos por vuestra ayuda y paciencia. Y sólo espero disfrutar tanto de mi hija como tu lo haces, quitarme perezas y educar tan bien a mi niña como tenéis vosotros a la vuestra, porque con ella da gusto viajar. Espero seguir disfrutando juntos porque como siempre digo lo más maravilloso del mundo es conocer lugares y culturas rodeada de buena compañía y eso es un lujazo

  3. Cuando empezaste a esquiar, quien nos iba a decir que algún dia llevaríamos a nuestros pequeños? Ahí aun el mio era muy pequeño, espero este año compartir un dia en la nieve contigo y con Chloe.
    Me encanta el blog y como te expresas.
    Monica C

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *