Viajar para descubrir la Quinta dos Moinhos De Sao Filipe, día de relax y calma.

 Hemos pasado, en junio, unos días estupendos en la zona del Alentejo en Portugal, y buscando buscando, encontré esta maravillosa Quinta- Villa, en Setúbal. Si tuviera que resumirlo diría que ha sido una jornada de paz, calma y relax.
fachada de uno de los dos molinos, con preciosas vistas

 
 
Descubriendo y Disfrutando de la Villa
        Este año está en boca de todo el mundo el mal tiempo que estamos teniendo, la verdad que es desesperante bufff, así que intentando burlar un poco esta situación, decidimos dirigirnos al sol…y decidimos buscarlo en Portugal.

Hemos disfrutado de una ruta chulísima por el Alentejo; un par de días en Lisboa, otro en Setúbal y finalmente un merecido descanso en la maravillosa playa de Comporta. Pero este post va dedicado a la increíble Quinta de Setúbal. Después de dos días de turisteo por la capital lusa, pensamos que sería ideal descansar en alguna zona de camino a las playas y encontré  “Quinta dos Moinhos De Sao Filipe”. Nos costó mucho encontrarla porque el dichoso GPS nos mandaba por una carretera que habían cortado recientemente, pero como dice el refrán, preguntando se va a Roma, y eso hicimos, y de esta forma no tardamos nada en encontrarla. Mereció la pena.
Hora del disfrute en la piscina con la pequeña
  Como podéis ver en las fotos, se trata de un magnífica Quinta, que nosotros calificaríamos como una Villa, ya que comprende de solo dos habitaciones y de dos molinos totalmente equipados, así que los inquilinos son pocos y de esta forma la atención es mucho mas personalizada, y en este caso la atención de la Sra. Teresa fue fabulosa, nos preparaba el desayuno a la hora que queríamos y nos servía un buenísimo café, refrescos en la piscina, también podíamos disfrutar de la casa, así que pudimos descubrir un poco mas de la zona, gracias a los libros que tenía en la mesa del precioso salón y relajarnos en sus sofás con unas vistas espectaculares a las playas, escuchando música relajante, en esta ocasión de Rod Stewart, The Great American Song Book Volume II
Posando en la piscina de la Quinta
Tanto la decoración como las vistas de este lugar a la playa de Troia, son espectaculares, y de esta forma conseguimos lo que pretendíamos que era descansar en un sitio fabuloso durante un día entero.
Ni que decir tiene, que a mi pequeña fue de los tres hoteles donde nos alojamos en esta aventura,  el hotel que mas le gustó, ya que tenía piscina, un parque enorme con columpio
donde poder jugar y un gatito al que poder perseguir.
La Quinta cuenta con dos molinos, cada uno tiene capacidad para 4 personas. En la primera planta están la cocina y la salita con sofá cama, en la segunda planta está la habitación con el cuarto de baño y en la última planta un pequeño espacio de lectura con vistas a la playa de Troia. 
El detalle de poder alojarte en los molinos es una maravilla, están totalmente equipados.
Alojarse aquí es un verdadero gustazo para los sentidos, y si a esto le sumas la compañía de tu familia y el buen tiempo, pues…que mas se puede pedir……
subiendo a la 2ª y 3ª planta del Molino
cocina totalmente equipada del Molino
Cuarto de baño del Molino
2ª planta del Molino con habitación y cuarto de baño
3ª planta del Molino. Zona de lectura con vistas a playa de Troia
Entrada al Molino. 1ª planta, salón con sofá cama y cocina equipada
salón con vistas a la playa de Troia
  
…AH SI !! Encontrar un buen sitio donde comer jeje, que en muchos casos, por desconocimiento del lugar etc, se convierte en misión imposible, pero tuvimos suerte y encontramos “Alface”
un pequeño restaurante muy cerca del puerto, escondido en una de sus callejuelas. A primera vista parece un sitio muy normalito, puedo decir que fue uno de los mejores lugares donde comimos en esta ruta maravillosa del Alentejo.
Como anécdota he de decir que estábamos buscando un sitio donde comer el increíble pollo a la brasa portugués y se nos ocurrió preguntar a la dueña de este restaurante anda que…. La dueña muy amablemente, en vez de mandarnos a la porra jeje.. nos dió la dirección de uno sin ningún reparo….. teniendo en cuenta que ella regentaba otro restaurante pues, nos pareció un detalle bonito y finalmente decidimos quedarnos en el suyo y fue todo un acierto. 
 En este sitio si que se puede decir “bueno, bonito y barato” comimos 5 personas, por 40 euros, unos pescados con todos sus acompañamientos, bebidas, postres y cafés, así que de maravilla.
Volviendo a la Quinta, motivo principal por el que hicimos una parada en Setúbal, lo recomiendo totalmente.
Entrada a la recepción de la Quinta
Se terminó lo bueno, y ahora marchamos hacia el
siguiente destino.
Para mi gusto, hay tres razones importantísimas por las que hacer una parada en este lugar, La primera y para mí la mejor es disfrutar de esta maravillosa Quinta, la segunda, es que existe la posibilidad de coger un ferry que te lleva a la playa de Troia, y una vez allí, quizás puedas acercarte a Comporta…. destino del que hablaré en otro post. Una maravillosa playa del Atlántico que no hay que perderse y la tercera, lo bien que se come en la zona.
Saludo y chapuzón….
zona de relax en carpa de la Quinta.
 
 
 
 
 
 
Te adoro princesa, y que bien
te portas siempre.
Tal y como nos paso con la Villa en la Toscana, en esta ocasión también ha sido una muy buena experiencia que sumado al detalle de sus dos molinos hace que sea algo novedoso, temático y por ello, especial.
De fondo vistas de playa de Troia
Descansando en el salón de la Quinta
Qué bonito y confortante ha resultado el poder alojarse en esta
maravillosa Quinta.

Share

2 responses to “Viajar para descubrir la Quinta dos Moinhos De Sao Filipe, día de relax y calma.

  1. Jo Moni!!!! Precioso e increíble el sitio con el que has dado, según lo iba leyendo y viendo las preciosas fotos que has mostrado, me estaba acordando precisamente del post de la Toscana, son lugares que merecen mucho la pena descubrir, y que aunque solamente sea por un dia, son paradas obligadas que hacen que cada ruta de viaje sea única, especial y diferente.Enhorabuena otra vez por este precioso post ,y gracias por hacernos disfrutar de estos lugares tan idilicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *